Sobre Mí


Antes de nada, gracias por dedicar tu tiempo a querer conocerme.

La fotografía no es una pasión que me haya acompañado desde la niñez. De hecho, llegó a mi vida como que sin propósito, como si ni siquiera quisiera quedarse (siento por el ‘casi trabalenguas’). Pero me cautivó apenas adentrarse, así que rozo con la estructura de mi ser. No te lo creerás, pero se me propuso un trabajo de fotógrafo sin que supiera lo que era ser un fotógrafo. Parece una utopía, lo sé, pero fue una de esas ‘casualidades’ (aunque no creo en ellas, pasan porque sí) que agradeceré eternamente.

Mi jefe me enseñó muchísimo de fotografía, me concedió el honor de aprender de su conocimiento. Me concedió el despertar en mi de esa pasión que apenas desconocía. A partir de ahí, cuál niño hambriento por aprender, así empecé a desmenuzar el mundo de la fotografía.

Han pasado 9 años ya. Y después de todos estos años y de lo que se siente como millones de fotografías, amo ahora más que nunca lo que hago. Eternizar momentos, inmortalizar emociones, perseguir la luz.

Esa luz que nos permite explorar todo un mundo desconocido, bajo una nueva mirada. Un mundo que anhela ser descubierto y revelado a todos nosotros. La luz de la vida. La luz que nos permite ver más allá de lo que somos, más allá de nuestra condición. Que nos permite contemplar la Creación, disfrutarla, abrazarla.

Vivo una vida tranquila en Tenerife, con mi esposa Joana y tres niños maravillosos: Carlos, Arieh e Isaac. Celebrar con mis clientes y amigos mientras se hace arte me proporciona un gran gozo y complementa mi mundo personal con gratitud. El artista en mí se esfuerza por crear algo nuevo y único cada vez que agarro mi cámara. El hombre de familia en mí busca capturar y documentar los momentos fugaces más significativos. Mi estilo como artista proviene de una lucha constante para encontrar el equilibrio entre los dos, mientras que sigo esforzándome para que sean lo mismo. Ha sido un placer experimentar y ser testigo de algunos de los mejores momentos en la vida de otros. Si sientes alguna conexión con mi trabajo, escríbeme. Será un privilegio presenciar y capturar parte de tu historia.